Parar, mirar y cuestionarse es más difícil de lo que piensas.

Estar en pareja no es un tema fácil, pero… ¿te has preguntado por qué estás con esa pareja?

¿Miras al lado y sientes ese profundo sentimiento de orgullo por esa persona que te acompaña en la cama?

¿Sientes que con él o ella podrás cumplir tus sueños?

A pesar de los miedos e incertidumbres, ¿confías en esa persona?

Creo que hoy, muchas personas no logran tener esto, no sienten esa plenitud y se conforman con un “parecer” con un objetivo logrado, más que un proceso constante de conocer, aprender y desafiarse constantemente, como lo es la vida misma.

No se dejen engañar, el amor no es de las películas solamente, quizás no esté lleno de castillos o de princesas, pero realmente, el amor es ese sentimiento que te hace sentir como la protagonista de la historia. No te quedes con un papel secundario en tu propia película.

 

Escríbenos un comentario

Su dirección de correo no se hará público.