Se trata de jóvenes, cuya edad promedia los 25 años, que poseen  estudios universitarios y el deseo de ayudar a otras mujeres que no pueden ser madres. A pesar del éxito del tratamiento de Ovodonación, con resultados que bordean el 90%, las futuras madres tienen muchas dudas y  buscan la mayor cantidad de información de la donante.

En Chile, la Ovodonación, procedimiento que permite a mujeres conseguir el embarazo mediante óvulos donados, es cada vez más utilizada para superar la infertilidad. En los últimos siete años, la cantidad de tratamientos de ovodonación creció en un 200%, lo que demuestra que esta técnica ha sido la respuesta para muchas parejas y mujeres que buscan la maternidad.

En IVI Santiago, la edad media de la mujer que recurre a un tratamiento de Reproducción Asistida con óvulos de donante es entre 41 y 43 añosLas altas tasas de éxito que ofrece la donación de óvulos, que se sitúan por encima del 90 por ciento, la convierten en una excelente opción para quienes no pueden tener hijos a causa de la calidad de sus óvulos”, apunta el doctor Carlos Troncoso, director de IVI Santiago.

A pesar de los beneficios de esta técnica no es una desición rápida para las pacientes. Hay muchas dudas respecto de las donantes: cómo será mi hijo, a quién se parecerá, son algunas de las consultas más frecuentes.

Elige tu donante y sé parte del proceso

Atendiendo estas aprensiones, y recogiendo la experiencia internacional, se pondrá a disposición de las pacientes que inician el tratamento de Ovodonación, la posibilidad de forma exclusiva y confidencial de elegir a la candidata que responda de mejor manera a sus necesidades.

El acceso para elegir a la donante estará disponible a través del Portal del Paciente y en la App de la clínica, tendrá información acerca de, datos genéticos, edad, descripción física y fotos de infancia de las donantes, quienes previamente han sido seleccionadas mediante exámanes clínicos, genéticos y psicológicos.

En cuanto a los requisitos básicos para ser donante son tener entre 18 y 29 años, residir en Santiago de Chile, estar sana, no tener ninguna enfermedad de transmisión sexual o genética.

Todas las posibles donantes, que en estos últimos diez años la catidad ha crecido en un 320% son evaluadas con pruebas médicas, estudio genético y una entrevista psicológica en IVI Santiago. De hecho, sólo entre un 20 y 30% de las candidatas a donante cumple los requisitos necesarios para poder realizar finalmente el tratamiento.

“La donación de óvulos es un procedimiento rápido, indoloro y ambulatorio. Está demostrado que la donación de óvulos no afecta las futuras posibilidades de embarazo, no adelanta la menopausia, no engorda ni aumenta la incidencia de cáncer en la donante”, afirma Carlos Troncoso.

Escríbenos un comentario

Su dirección de correo no se hará público.