De acuerdo a cifras de la UNICEF y el Banco Mundial de la salud se estima que al menos quinientos millones de mujeres carecen de suficientes recursos para afrontar su periodo menstrual debido al alto costo de los productos de higiene. A ello, se suma que, según estadísticas del Banco Mundial, mujeres adolescentes y de bajos recursos se ausentan al colegio aproximadamente cuatro días al mes durante su periodo menstrual debido a la falta de productos higiénicos y/o instalaciones sanitarias adecuadas.

En Chile las mujeres menstrúan 2.400 días durante su vida, lo que equivale a usar productos de higiene menstrual como toallas plásticas, tampones o copas menstruales por casi 7 años seguidos. Además, se estima que en promedio son cuatro mil pesos mensuales para la compra de productos menstruales, por lo que el gasto anual se elevaría a 48 mil pesos.

Bajo esta realidad, en Chile la Cámara de Diputados aprobó la petición de gratuidad de productos de higiene en personas en situación de calle, cárceles, albergues, centros de salud públicos y establecimientos educacionales con aportes del Estado; considerando, además, el menor daño posible al medio ambiente, por lo que se llama a emplear alternativas de higiene menstrual más sustentables, como es el caso de las copas menstruales.

En este contexto, MiaLuna, emprendimiento chileno y líder en creación de copas menstruales lanzó la campaña “#YoXti #unidasXti”, la cual busca transmitir la necesidad de que todas las chilenas puedan tener su copa menstrual.

“No podemos seguir esperando proyectos de ley ni iniciativas ajenas. Por ello, MiaLuna buscará cambiar la realidad que hoy enfrentan muchas mujeres en nuestro país y, que dicen relación con el tema de sus periodos menstruales”, sostiene Constanza Valenzuela, gerente General de MiaLuna.

MiaLuna

Para lograrlo, MiaLuna llevará a cabo, por todo el mes de marzo, una campaña de donación de copas menstruales para apoyar el proyecto social Traful, que en mapudungun significa unión. De esta forma, bajarán el precio de sus copas de $18.000 a $15.000 y, por cuatro copas comparadas, pondrá la otra mitad de manera de donar dichas copas menstruales al proyecto Traful que busca entregar copas gratuitas y metodología de utilización -en la comuna de Puente Alto en una primera instancia- a niñas de Tercero y Cuarto medio de forma gratuita”, explica la ejecutiva.

El proyecto busca solucionar cada uno de los aspectos anteriormente nombrados mediante la introducción de la copa menstrual en colegios con alumnas provenientes de familias de bajos recursos.