Es una película dirigida por Paco Arango, que mantiene a mi gusto un poco de magia, drama y comedia, esos tres ingredientes hicieron que me mantuviera pendiente de qué venía después.

Se centra en tres personas que enlazan su vida sin querer y el propósito es sanar, al comienzo el protagonista Alec (Oliver Jackson-Cohen), cuya vida está cuesta  arriba, llega a Canadá y producto de un anuncio mal redactado este sería” El  Curandero”, sin saber que en eso se convertiría.

Alec tenía un poder oculto y lo desarrolló sin querer…. pero no todo fue simple, se rehusó a ese DON y cuando realmente lo quiso de vuelta, seria tarde. Es ahí cuando la historia toma un vuelco, y con la ayuda de su tío y sus nuevas  amigas (Cecilia y Abigail) descubriría y anhelaría traer consigo lo que rechazó cuando cumplió sus 30 años.

Los invito a ver esta película  y sean parte de volver a creer que los milagros existen si uno lo pide de corazón…

Otro punto a favor es que lo recaudado va directamente a nuestros niños con cáncer.

Se suman?

@pepitaablog

Escríbenos un comentario

Su dirección de correo no se hará público.