Hace poco más de un mes, me invitaron a un matrimonio y tuve que buscar vestido y encontré un tienda que no podía dejar de compartir con ustedes.

En mi caso, encontrar un vestido de fiesta no es tan fácil, soy gordita y eso hace que las opciones disminuyan ene. Me di vuelta por el Apumanque, algunas tiendas como Nostalgic, Falabella y otras, para ir vitrineando. Después me puse más busquilla y entré en el market place de Facebook y allí me encontré con una tienda llamada Kadrihel. Al principio, debo admitirlo, pensé yaaaaa, otra tienda que trae los vestidos de china a $2.000 y los vende a $30.000, pero me llevé una sorpresa.

Encontré vestidos de fiesta, de novia y hasta ropa para ir a trabajar desde la talla XS a la 5XL. Y lo mejor, es que es el mismo modelo, no como otras tiendas que vi donde las tallas grandes eran vestidos negros y sin forma, como si las que fuéramos gorditas, no tenemos derecho a vestirnos de colores más alegres.

Además, tiene dos elementos más que tengo que destacar, el primero, es que vas a la tienda, te pruebas el vestido (la tienda está en San Joaquín) y si te queda mal de algún lado (te queda suelto del pecho o muy largo) te lo arreglan y ajustan a tus propias medidas. ¡Eso es ideal!

Después de tantas maravillas, uno dice y piensa, ya ahora me pegan el palo y me cobran sobre $100.000 (ví otra tienda que tenía algunos modelos grandes y no bajaban de los $60.000) y la verdad es que no, los modelos van desde los $19.990. Personalmente cuando fui, me gustó un modelo pero no tenían el color, así que lo mandé a hacer y en el color que yo quería con mis medidas y no me salió más de $30.000.

Así que las invito a conocer esta tienda (la tienda no me conoce ni sabe nada de esta nota, solo fui como clienta y además lleve a una amiga que también se llevo un vestido a la medida). Acá les dejo alguno de los modelos y pueden ver más en su página de Facebook