La actriz Glenn Close, nominada en seis ocasiones a los Oscar, parte como una de las favoritas a la estatuilla dorada por su papel en “The Wife” (La Esposa), un drama que -en su opinión “encaja de lleno en el movimiento “Me Too”.

Tras 40 años de matrimonio, Joan y el escritor Joe Castleman (Close y Jonathan Pryce) aparentan ser el complemento perfecto el uno para el otro, pero una llamada informando a la pareja de que el hombre ganó el premio Nobel de Literatura es el detonante de una crisis por algo que viene afectando a la mujer desde hace tiempo.

“El guión me llegó hace cuatro años a través de mi agente”, explicó la intérprete en un encuentro con un grupo reducido de medios. “Lo leí muy rápido y supe de inmediato que quería hacerlo. Fue algo instintivo para mí, aunque me adentraba en territorio nuevo. No tuve dudas al decir que sí, pero el personaje me suscitaba muchas preguntas”, agrega.


En la trama se develan los sacrificios que tuvo que hacer la mujer, una aspirante a escritora, para sacar adelante la relación -que termina siendo realmente tóxica- y las decisiones que afectaron de forma profunda a la relación de la pareja con su propio hijo. “Me intrigaba, por ejemplo, ¿por qué nunca lo dejó? Trabajé mucho con el director para conocer realmente la personalidad del personaje y saber a fondo qué les había ocurrido. Es una relación que evoluciona. Al principio, en su juventud, están locamente enamorados”, detalló la actriz. “Y eso le lleva a ella a aceptar situaciones que no son de su agrado. Pero creo que todos los que hemos estado casados conocemos de sobra los sacrificios que se hacen por la persona a la que quieres”.

Sin entrar en detalles en el argumento, el equipo de la cinta asegura que ha sido “una coincidencia mágica” el hecho de que la película, tras haber estado a punto de ser estrenada el año pasado, llegue a la cartelera el próximo 6 de Septiembre, con el fenómeno “Me Too” en plena efervescencia.

Te dejamos el trailer de La esposa, película que definitivamente es imperdible: