La artista se presentó la noche del pasado 18 de octubre en Movistar Arena, en el marco de su gira “Never Be The Same” y deleitó a sus fanáticas y fanáticos con un impecable show.

La intérprete de “Havana” tiene solo 21 años pero una personalidad desbordante que recuerda la potencia latina de la fallecida cantante Selena Quintanilla. La cubana-estadounidense, Camila Cabello, derrochó simpatía, carisma y talento en un show completo, con un increíble despliegue escénico que dejó enamorados a sus seguidores.

La ex Fifth Harmony se lució interpretando algunos de sus singles como Never be the same, She loves control, Consequences, Sangria Wine, y cerró el concierto con el mega éxito Havana, canciones coreadas en su totalidad por un Movistar Arena encantado bajo el hechizo del torbellino artístico que es Cabello.

 

Cercana, divertida, conversadora y emocionada se mostró la cantante, quien en un perfecto spanglish contó que le dio mucha “pena” (vergüenza)  haber dicho “la carreta” en vez de “el carrete”, anécdota que desató las risas del público.

Sin duda, la segunda presentación en solitario de Cabello en Chile (en marzo estuvo en Lollapalooza), fue una velada que sus seguidores no olvidarán.