En verano siempre es importante un desodorante que asegure una protección más eficaz para no vivir ningún inconveniente, por eso, probé tres desodorantes clinical y estos fueron los resultados.

Al hablar de desodorantes, muchas personas necesitan una mayor protección y eficacia del producto, y no se trata de ser o no limpia, es un tema fisiológico de cada organismo. Hay otras personas que simplemente no usan desodorante porque no lo necesitan, yo sí lo necesito, además sin el, me siento súper incómoda. Siempre es recomendable visitar un dermatólogo en caso de que e exceso de sudor u olor sea un problema que afecte tu vida y actividades diarias, pero también existen soluciones económicas que puedes encontrar en cualquier farmacia y supermercado: los desodorantes clinical.

Casi todas las marcas de desodorantes y antitranspirantes han sacado una versión clinical, cuyo componente principal son las sales de aluminio, las cuales ayudan a bloquear la sudoración del cuerpo. Yo probé tres y acá te cuento cómo me fue:

Rexona Clinical

Fue el primero que probé y lo usé por bastante tiempo, los resultados son desde el primer uso. Si bien mancha la ropa blanca, funciona muy bien como antitranspirante ( de verdad transpiras menos). Tiene una variedad de aromas que se identifica por los colores de su empaque, yo he probado el rosado y el verde, son muy ricos pero los olores son fuertes, lo sientes todo el día y compite con el perfume; también probé el rojo que es de hombre ( fue un error, lo vi rosado jajajaja) y no me gustó porque el olor es muy fuerte ( lo probé porque ya lo había abierto y al final el olor depende del ph de cada persona, entonces pensé que no se sentiría tan fuerte, pero no fue así). Quizás el tema del olor es porque así ayuda a que permanezca en tu cuerpo ese aroma que es más agradable y no otro indeseado, pero a pesar de eso, lo recomiendo totalmente. Tiene un precio super relativo, porque lo he visto varias veces 2 x $5.990 o 2 x $6.990, y siempre trato de comprarlo cuando pillo esa promoción porque de lo contrario, comprarlo por unidad tiene un costo de $5.000 aproximadamente. Dura exactamente un mes usándolo a diario.

En el empaque recomiendan usarlo de noche sin reaplicar en las mañanas, pero a mi no me funcionó así, sí o sí debía usarlo solo en la mañana.

Lady Speed Stick Clinical

Cuando probé esta marca fue porque quería un desodorante chiquitito para llevar en la cartera y justo lo vi un día a $1.000, le tenía cero fe pero para usarlo en caso de “emergencia” lo compre y me sorprendió bastante. Realmente cumple su función y te protege durante todo el día, pero también mancha la ropa blanca y de todas formas transpiras. Sin embargo, es una buena opción porque dura mucho, creo que el mio lo tengo desde hace dos meses usándolo a diario y aún me queda.  Para que hablar del formato mini, es super barato y es ideal para llevarlo en la cartera.

El olor es agradable y suave, después de un rato ya no lo sientes (y no te abandona) y no compite con el perfume.

 

Nivea Clinical

En cuanto a  desodorantes, Nivea es una marca que no compro porque nunca me había funcionado, hasta ahora. Un día pillé este desodorante a $3.990 y lo encontré barato para ser clinical, así que me arriesgué y lo compré. Tiene un aroma super rico ( yo diría que es más rico de los tres) y suave, no compite con el perfume, cumple con ser un desodorante que protege durante el día ( y no 48 como dice en el envase) pero igual transpiras de forma normal.

Dura mucho, el que tengo me ha durado cerca de tres o cuatro meses ( hay que considerar que justo después me compré el Lady Speed Stick Clinical, al cual le doy prioridad, entonces yo creo que este dura unos dos meses, igual es harto). Creo que es una súper buena opción, porque sí funciona y es el más barato de los tres.

 

En resumen, los tres son buenas alternativas, porque sí tienen una protección mayor que los otros desodorantes. Yo no puedo usar de los normales, porque siento que me abandonan a mitad del día, con estos no me pasa. Si tuviera que escoger solo uno, recomiendo Rexona, creo que vale la pena probarlo, yo volveré a el cuando termine los otros dos. Y tú, ¿has probado algún desodorante clinical?