En nuestra rutina de cuidados para la piel, la exfoliación es uno de los pasos que no puede faltar. Y para eso, los amigos de St. Ives nos entregan una herramientas ideales para tener en consideración este verano.

Con el calor y las altas temperaturas se llama siempre a usar ropa más liviana y fresca , así nuestra piel queda más temperada, pero también expuesta al sol y los contaminantes del aire. Si quieres lucir radiante en tus prendas favoritas de verano, no olvides incluir la exfoliación dentro de tu rutina de belleza y luego hidrata con tu crema St. Ives favorita. 

Una piel sana es sinónimo de salud, hidratación y vitalidad, para protegerla es necesario cuidarla de los agentes contaminantes a los que nos exponemos diariamente.  Es por esto que limpiar nuestro rostro y cuerpo en profundidad es fundamental para eliminar celulas muertas y mejorar la circulación de la sangre.

Para esto St. Ives presenta sus exfoliantes, cuyos gránulos limpiadores eliminan residuos, mientras sus agentes activos dan una apariencia luminosa e hidratada, previniendo el envejecimiento precoz y promoviendo la oxigenación de la piel de cuerpo y rostro.

Los scrubs, son elaborados con ingredientes 100% de origen natural, sus componentes están libres de parabenos, aceites y son dermatológicamente testeados.

A continuación, detallamos las 3 variedades que podrás encontrar en prácticos formatos para llevar a cualquier lugar.

Fresh Skin, es el producto ícono de St. Ives. Elaborado con 100% polvo de cáscara de nuez y extracto de damasco 100% natural. Este exfoliante realiza una limpieza profunda que dejará la piel suave, lisa y brillante. Se recomienda aplicarlo una vez por semana por su intensidad.

Radiant Skin, es un exfoliante moderado, contiene ingredientes cítricos depomelo y mandarina.  Ayuda a eliminar las células muertas y gracias a sus extractos frutales, la piel se verá luminosa y revitalizada.Se recomienda usarlo entre una o dos veces por semana.

Gentle Smoothing, funciona como mascarilla y como exfoliante al mismo tiempo.  Hidrata el rostro, dejando la piel suave y radiante.  Se recomienda utilizarlo de tres a cuatro veces por semana, dependiendo el tipo de piel.

Escríbenos un comentario

Su dirección de correo no se hará público.