Lo llaman el mejor secreto de las mujeres asiáticas y es un elemento antiiiiiiguo, pero que poco se habla o conoce acá en Chile. Sin embargo, muchos de nuestros cosméticos lo contienen.

El polvo de arroz es utilizado para matificar el rostro y darle suavidad a la piel. Es ideal para aquellas que tenemos la piel grasa o la zona T de la frente muy brillante, ya que absorve el exceso de grasitud y previene el acné. Pero, ¿cómo se puede aplicar?

Las formas de utilizarlo son diversas y acá te entregamos algunas de ellas para que lo intentes y nos cuentes si te vuelves una fans de este producto.

Alternativa 1:

Liquar el arroz en una juguera (crudo, no cocido) hasta hacer desaparecer los granos y transformalo en un polvo, esto lo puede dejar en un antiguo envase de otro producto y aplicar directamente con la brocha para sellar el maquillaje.

Alternativa 2

Poner en un recipiente el arroz con agua y lavar el arroz de manera que el agua quede con ese tono blanquecino. Después deja que escurra y utiliza esa agua como un tónic facial.

Alternativa 3:

Para utilizarlo en el cuerpo, puedes utilizar la misma técnica anterior y darte un baño de tina para que se aplique en todo tu cuerpo y te sientas una verdadera geisha con tupiel de porcelana.

Así que ya sabes, este secreto que no estaba bien guardado, es totalmente suyo, aplíquenlo y nos cuentan cómo les va.

Escríbenos un comentario

Su dirección de correo no se hará público.