No es lo mismo maquillarse en invierno, cuando la piel tiene un tono indefinido entre pálido y amarillento, a hacerlo en verano, cuando el sol entrega uno más dorado. Además de utilizar a diario protección solar -que en esta época debe ser aún más alta- nuestro makeup puede potenciar aún más el bronceado, o incluso simularlo. Claudia Lizama, jefa de educación de Ga.Ma Chile para tiendas TUA, entrega 5 tips básicos para lucirse este verano:

  1. BLUSH: Potenciar las mejillas con un color acorde al nuevo bronceado. Rosáceos, rojizos, marrones… Todo depende, no sólo de los gustos sino de qué producto encaja mejor con los rasgos. “Para dar ese
    aspecto de buena cara que da el bronceado, recomiendo el blush de
    nuestra marca BYS, que además es crulety free, color Coral o Perfectly
    Peachy”.
  2. ILUMINADORES: Son una excelente opción para potenciar el bronceado, ya sean en polvo, líquidos o en barra. Lo más importante es encontrar el tono perfecto.
  3. SOMBRAS DE OJOS: Aunque se pueden usar de todo tipo, las que
    llevan brillo son las que más resaltan el moreno. Lo mejor es combinar varias entre sí para crear el tono perfecto, siempre encajando tanto con la ropa como con el color de ojos y pelo. Lo ideal es que sean tonos marrones o rosa, y no excesivamente claros. “Las texturas en crema hacen que el agua y el sudor resbalen sobre ellas. Eso sí, hay que estar pendientes de que no se acumule el producto en los pliegues del párpado”, señala la especialista.
  4. LABIALES: Rosas, rojos, anaranjados, corales… Se deben dejar atrás el
    nude y los tonos más invernales como el burdeo, y atreverse con los
    colores más rompedores. Además, si se está muy bronceada se puede probar incluso los tonos flúor. “Los labiales líquidos son ideales para el verano, ya que no se eliminan con la sudoración y se pueden usar incluso en la playa. El único truco de aplicación es secar bien los labios antes de utilizarlos para que se fijen correctamente”, aconseja.